Vivències

lunes, 20 de julio de 2015

Miquel Martí i Pol

No demano gran cosa...


No demano gran cosa:

poder parlar sense estrafer la veu,
caminar sense crosses.
fer l'amor sense haver de demanar permisos,
escriure en un paper sense pautas.


O bé, si sembla massa:

escriure sense haver d'estrafer la veu,
caminar sense pautes,
parlar sense haver de demanar permisos,
fer l'amor sense crosses.


O bé, si sembla massa:

fer l'amor sense haver d'estrafer la veu,
escriure sense crosses,
caminar sense haver de demanar permisos,
poder parlar sense pautes.


O bé, si sembla massa...



Miquel Martí i Pol



Traducción al castellano


No pido gran cosa:


Poder hablar sin cambiar la voz,
caminar sin muletas,
hacer el amor sin que haya que pedir permiso,
escribir en un papel sin pautas.


O bien, si parece demasiado:

escribir sin tener que cambiar la voz,
caminar sin pautas,
hablar sin que haya que pedir permiso,
hacer el amor sin muletas.


O bien, si parece demasiado:

Hacer el amor sin que haya que cambiar la voz,
escribir sin muletas,
caminar sin que haya que pedir permiso,
hablar sin pautas.


O bien si parece demasiado...


La biografía de Miquel Martí i Pol ha estado marcada por algunos rasgos determinantes, entre los que sobresalen los siguientes:
-Su vínculo con el pueblo donde ha vivido siempre.
-Su condición obrera, como escribiente en la fábrica textil "La Blava", de Roda de Ter, donde trabajó desde los 14 años hasta los 43.
-Las consecuencias de la enfermedad que contrajo alrededor de 1.970, una esclerosis múltiple que le impidió moverse y hablar con normalidad.
-El compromiso del poeta con su clase social y su país.
-Su disposición, en esforzarse por conocerse a sí mismo y al mundo que le rodea.
-Y, Claro, su dedicación a la poesía, que empieza a dar frutos alrededor de 1.948.



La serenidad, nos deja ver con claridad, inmersos en ella la luz nos envuelve, y por una vez conseguiremos... Caminar sin muletas, escribir sin pautas, ir a cualquier lugar, sin necesidad de pedir permisos...


Información y fotos tomadas de la web, serán retiradas a petición.


5 comentarios:



  1. Lo siento, Montse, te voy a contestar un comentario muy largo. No es mio, me lo encontré un dia en internet junto a este poema que hoy nos regalas. Lo guardé, sabia que un dia u otro podría contestar con él. Decia así:

    "Amigos os quiero contar una vivencia ocurrida hace años. El poeta Miquel Martí i Pol vino a Lleida, donde yo trabajaba, el motivo fue la inauguración de un Café Biblioteca, no recuerdo el nombre, pero si que los hechos, entraron directas al corazón, aunque los recuerdo, como si estuviera presente y han pasado muchos años.
    Iba acompañado de Lluis Llach, sentado con una silla de ruedas, la cabeza torcida y una sonrisa contagiosa, vino a recitar sus poemas, los escuché, sin dejar de mirarlo, después elegí dos libros, uno para mi Juli y el otro pora Nora Montse, me firmó, pausadamente con un hilillo de voz, dejó entrever ¿para quién son? Se lo dije y con mucha parsimonia y con letra temblorosa me los dedicó. No paró de sonreír.
    En aquel tiempo yo era muy valiente, han pasado los años. Un diez de mayo de 2001 diagnosticaron hacerme una E Sclerosis El colateral A miotrófica, conocida por ELA . Ahora soy yo quien va en silla de ruedas, que tiene un hilito de voz, quien ha hecho 55 caídas (la última justo hace un rato) la ELA es una ladrona silenciosa, siempre está en la vigía en vera que se lleva de mi cuerpo, "una querida familiarmente aceptada" pues siempre estarà de día y noche, hasta dejarme como un helado a pleno sol, por suerte mi ELA la que mal convivo, se desarrolla lentamente, pero está.
    Vamos lo que os quería decir de Miguel aprendí a sonreír, a fe que procuro siempre sonreir, yendo por la calle, cuesta, pues no siempre puedes, pero me esfuerzo en hacerlo. Hoy mismo los abuelos tertulianos de la plaza, he encontrado uno de ellos antes por la calle, me ha saludado y me ha dicho "hoy si que te veo bien" el otro día no comprendía ni lo que decías. Al cabo de un rato habiendo tomado un café, voy hacia el banco de la plaza donde había cuatro abuelos, en plena conversación, hablaban de setas, uno me ha preguntado si yo había ido a cazar setas, no la he podido contestar, un hilito de voz, delgada inteligible salía de mi cansado cuerpo. Encogiéndose de hombros la he contestado. Eso si con los mejores de las sonrisas".
    ¡No pido gran cosa!
    Justo hace hoy 4246 días que convivo con una ELA"

    Parece que no pida gran cosa, verdad?

    Gracias por escucharme.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep. Lo que transcribes es desgarrador, y a la vez despierta una inmensa admiración hacia quien ha sabido llevar la peor enfermedad de una manera dignísima. Todas son malas. Esta es "muy mala". Y lo que nos cuentas, es un ejemplo de fortaleza, aceptación, generosidad y no sé cuántas cosas más. Fuiste afortunado de poder intercambiar una palabras y una sonrisa de este hombre. Si le admiro como poeta, como persona no tengo palabras. He conocido la enfermedad de cerca y sólo algunos, son capaces de entregar aquello que casi, casi, no les queda. Una sonrisa, un gesto generoso, y un gracias refelejado en la mirada. Personas como esta, hacen que valga la pena, cualquier esfuerzo al lado de los enfermos. Éstos son los que hacen que podamos seguir al lado de los demás. De aquellos que no tienen la suerte de poder entregar una sonrisa, cuando ya, todo parece y en realidad está, perdido.
      La generosidad y el amor que estas personas son capaces de entregar, redimen a los que la enfermedad vuelve, malhumorados y hasta difíciles de cuidar.
      Gracias, Josep.

      Una abraçada.

      Eliminar
  2. Hola Montse. Buen poeta y extraordinaria persona Miquel Marti i Pol. En su obra está bien reflejado.
    Tú a lo largo de tu vida y por tu trabajo habrás visto muy de cerca el dolor, tristeza y desesperación que producen éstas enfermedades tan terribles como es la:ELA. Hay infinidad de ellas y seres humanos que las llevan con inmensa valentía y coraje.
    Admiro muchísimo a estas personas, que con un dolor insoportable... siempre tienen una bella sonrisa en su semblante.
    Muchas gracias Montse por tu humanidad, lo transmites en todo cuánto haces y eso dice mucho de una persona.
    Un abrazo muy fuerte. Te deseo mucha suerte en todos tus sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bárbara. Sí, por lo que he leído de él, era una gran persona, un ejemplo a seguir ante la enfermedad. A veces pienso, que personas como él, son excepcionales. Están dotadas de ese algo indefinible...Supo transmitirlo con su vida y con su obra...
      Cuídate mucho!

      Un abrazo, Bárbara.

      Eliminar
  3. És estremidor. Demanava molt, donades les circumstàncies.
    Gràcies, Montse.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar